Juan Velarde destaca el estudio sobre la vejez del Observatorio de Investigación

Juan Velarde, Académico de Honor de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras (RACEF) y Presidente de Honor de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, destacó en la edición de "El Economista" del sábado 22 de mayo el estudio del Observatorio de Investigación de la Real Academia "El adulto mayor en España: los desafíos de la sociedad ante el envejecimiento", que analiza la situación de la vejez en España y los retos económicos vinculados a ella.

La obra, coordinada por la Académica de Número Ana María Gil Lafuente, destaca la urgencia y la necesidad de unaa financiación pública de la investigación necesaria para crear plataformas digitales de gestión público-privada que permitan dinamizar y flexibilizar la atención a los españoles dependientes. "Nuestra tercera edad es el colectivo más numeroso, creciente y heterogéneo de nuestra sociedad. Es por ello por lo que todas las políticas y acciones dirigidas a este grupo deben dar respuesta a las necesidades específicas y personalizadas en cada momento. Actualmente el sistema de atención a la dependencia es rígido en exceso, a menudo dejando fuera a personas que precisarían determinados apoyos, o tutelando en exceso a mayores con cierta autonomía", señalan los autores del estudio.

El informe revela que en España, a 1 de enero de 2020, vivían 9.217.464 mayores de 65 años sobre una población total de 47.026.208 de habitantes, que representan el 19,03%. Según las previsiones se espera que dicha proporción alcance entre el 35% y 40% para el año 2050. Otro indicador importante es el índice de envejecimiento que establece la relación entre la población de mayores de 65 años y los menores de 15 años. En este caso, para el año 2020 España cuenta con 125,79 personas mayores de 65 años por cada 100 menores de 15 años, cifra que viene creciendo ampliamente en toda la serie histórica cuando en los años setenta se hallaba por debajo de 40.

El equipo del Observatorio considera que el nivel educativo y el uso de nuevas tecnologías constituyen un factor de capital importancia para un envejecimiento saludable, productivo y con mayor integración en la sociedad. "Respecto al uso de las tecnologías, su incursión ha sido muy rápida durante los últimos años en todos los grupos de edad y ámbitos de la sociedad. En este sentido, los datos sobre el empleo que hacen de las tecnologías los adultos mayores, revela un salto cuantitativo durante los últimos cinco años con un incremento de un 50% aproximadamente hasta alcanzar un 70,5% en el caso de los hombres y un 68,9% en las mujeres como usuarios de internet para comunicarse y obtener información". De ahí que el uso de tecnologías adaptadas a la atención sociosanitaria resulten una herramienta extraordinaria para resolver los problemas y deficiencias actuales.

-A +A
Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.