El hecho contable y el derecho

Abstract: 

La evolución histórica de la Contabilidad como hecho contable ha pasado por tres fases: Inicialmente, se configura como una mera técnica de registración de las operaciones del comerciante (“cuenta y razón”) con eficacia fundamental interna y con repercusiones en las relaciones con terceros, en supuestos muy concretos y tasados por la ley (situaciones de falencia y carácter probatorio de las anotaciones contables). En su segunda fase, la contabilidad pasa a ser eficaz instrumento de control de costes y medida de la productividad en la economía de la empresa, con su lógica proyección ante terceros y las consiguientes repercusiones jurídicas. En la tercera fase, el hecho contable adquiere un marcado de carácter social que constituye el fundamento de la aparición del Derecho Contable. Decimos que la contabilidad se hace derecho. El Derecho Contable aparece como una rama actual en el eje diacrónico del Derecho –en la concepción estructuralista de las disciplinas jurídicas- que se integra, tanto en el ámbito del Derecho Privado como en el ámbito del Derecho Público, con un lenguaje especifico, y que reclama la creación de una jurisdicción especializada como en su día sucedió con otras ramas del derecho (Derecho Administrativo, Derecho Laboral, etc, etc), jurisdicción que en el ámbito del Sector Público ha venido a tener presencia en los llamados Tribunales de Cuentas.

-A +A
Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.