Contribución del cooperativismo a la promoción social

Abstract: 

Las fórmulas de tipo asociativo existen desde los primeros tiempos de la creación, aunque las cooperativas como tales empiezan a organizarse a partir de 1844 con la creación de la primera cooperativa en Rochdale (Inglaterra). Se abarca un amplio abanico de movimiento cooperativo, a escala mundial, las alianzas internacionales y en especial el cooperativismo en España clases, régimen jurídico y fiscal, etc) así como la Obra Sindical de Cooperación (ley de 1942 y reglamentos de 1943 y 1971) y ayudas del Estado Español al cooperativito con la creación de distintos “Fondos Nacionales” y “Planes de Inversión de Protección al Trabajo”. Capítulo especial es el dedicado a la Doctrina Social de la Iglesia, con una interminable cita de textos pontificios sobre la obra cooperativista, como las encíclicas “Rerum Novarum” de León XIII; “Cuadragésimo Anno”, de Pío XI; “Mater et Magistra”, de Juan XXIII y “Populorum Progressio”, del Papa actual Pablo VI en los que la Iglesia considera la cooperación como elemento de la moral del Evangelio. Como conclusión se recuerda la necesidad de cumplir la Recomendación 127 del 20 de junio de1966 de lo OIT (Organización Internacional del Trabajo sobre el papel de las cooperativas en el progreso económico y social de los países en vías de desarrollo y cuya ampliación supondría la mejor fórmula de adaptación al momento presente del Movimiento Cooperativo Mundial.

-A +A
Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.